Por - - 0 Comments

En una entrevista para el Atlantic City Weekly, el líder de Motörhead dejó claros algunos conceptos respecto a lo blanda que se ha vuelto la escena musical estos días:

“Me mata lo blandengue de este período musical. Hoy en día entras a backstage y te topas con 20 botellas de Perrier y una bolsa de nueces. ¿Qué es eso? Todo es tan saludable y terrible estos días, no lo entiendo”

Si existe un rockstar con los méritos suficientes para hablar del panorama musical actual, ese es Lemmy, o como Dave Grohl lo llama: “The baddest motherfucker in music this days”. Kilmister también despotricó contra el hip hop al ser consultado si le interesaba el rap:

“¿Por qué demonios habría de gustarme? No hay nada creativo en rapear sobre la música de alguien más. Ellos sólo van y toman las percusiones de John Bonham y listo. Eso no es música. Te hacen creer que te ofrecen música nueva, pero la verdad es que no pueden crear ni los sonidos más básicos y eso es muy triste”.

El bajista de 65 años también arremetió contra la personalidad hueca de algunas figuras del pop: “¿Qué demonios le ven a John Mayer? Lo mismo va para Justin Bibier. Son gente tan jodidamente seria. Tan jodidamente aburrida. No me interesa ver a gente tan aburrida, es una pena que a tipos como ellos se les llame artistas pop”.

El líder de la banda más ruidosa del planeta tiene muchas credenciales para criticar. El sextagenario músico que inició su carrera como roadie de Jimmy Hendrix, sigue más activo que nunca pues ahora mismo, se encuentra en medio de la gira mundial  “The Wörld is yours” (2010) la más reciente producción de Motörhead.





Deja un comentario