Por - - 2 Comments

20110506-125928.jpg

A veces uno quisiera justificar la existencia de ciertas cosas, eventos o épocas: como los ochenta, por ejemplo. Si llevamos esa idea un poco más allá, nos gustaría explicar el revival de esa época y definir que actos, concatenados, nos han dado bandas armadas a base de cajas de ritmos usadas de forma contundente, bajos sacados de sintetizadores analógicos, guitarras brillantes y frases que en su simplicidad dejan ver la relevancia de la música que las sostiene.

Pero al escuchar todo eso, la explicación pierde el punto y se ve reemplazada por el cuerpo que quiere entenderlo, a su forma, y entonces baila.

Una de esas bandas es Anoraak, el proyecto de Frédéric Rivière que ya cuenta con su primer LP: Wherever the Sun Sets. “I Can’t Stop Moving My Feet” y “You Taste Like Cherry” son algunos de los títulos de las canciones; y aunque podría parecer que es un músico solamente dispuesto a ir de fiesta y pasarla bien, debajo de estas canciones está esa nostalgia que cuando se une a la música bailable logra un poderoso efecto en quien lo escucha.

La instrumentación basada en la sobreposición de capas de sonido es la obra de un creador cuidadoso que lo pone todo en su justo lugar y le imprime la dirección que a él le place. Rivière delimita las influencias del proyecto entre la música disco italiana, el funk influido por motown y lo que el llama música pop de tonos sepia. El resultado es un disco que funde sus influencias con la nostalgia y el baile; los recuerdos y el instinto de un pie que empieza a reconocer un ritmo.

Anoraak
“Wherever the Sun Sets”
Naive Records, 2010

www.anoraak.com

Wherever The Sun Sets [LP preview] by Anoraak





2 Comments to Lo que se queda: Anoraak

  1. Me encantó Anoraak! Como bien comentas en la reseña, sus temas confirman el concepto de que la música puede provocarte de forma física y prenderte gracias a la combinación de melodía y ritmo.

    Gran recomendación, excelente música para viernes!

  2. David Cedillo

    Excelente, lo conozco desde hace un buen rato, inicié con la canción Waiting for your call y hasta el día de hoy no deja de sorprenderme. Saludos.

Deja un comentario