Por - - 0 Comments

Tal vez Malcolm McLaren carecía de talento propio y manipulaba todo para perseguir al Dios del dinero, pero gracias a su visión mercantilista nosotros obtuvimos grandes ganancias.

No sólo absorbió todo lo que vio en los New York Dolls y lo convirtió en la tienda de S&M SEX, también transformó a The Strand en Sex Pitols y los salpicó de ese espíritu en el que podías ser cualquier cosa, no importaba si tenías talento o no, por otro lado impulsó a Jamie Reid para lograr el característico diseño punk que se convirtió en toda una expresión de una generación y apoyó a Julian Temple para cambiar la dirección de los videos musicales, rockumentales y el cine sobre música al mezclar animación, material de archivo y escenas en vivo con el encargo de The Great Rock ‘n’ Roll Swindle.

Si, tenía talento, pero para reconocer las oportunidades y la autenticidad, eso lo comprobamos durante 50 minutos de ésta conferencia, que a pesar de no ser parte de las entretenidas pláticas de TED, la incluyeron como algo que debe verse.

El vídeo presenta su última platica en público antes de fallecer, donde cuenta enormes historias sobre su propia vida, los fracasos en la escuela y cómo llegó a manejar a los Sex Pistols.



Es interesante el punto de vista de Malcolm McLaren, sobre todo su visión sobre el hecho de que hay una forma de vida y cultura del karaoke, con falsas promesas de éxito instantáneo y el inevitable fracaso de esos sueños, todo lo explica con base en la diferencia entre la cultura de la decepción y frustración que desembocó en el rock y el punk y la cultura de sólo desear.

mail





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.