Por - - 0 Comments

 

¿Será por miedo o indiferencia?
Al parecer es la dicotomía que se plantea. Hubo una época en que el Rock se caracterizaba por ser contestatario y exponer críticas al establishment , se hablaba de explotación laboral, abusos de poder del estado e incluso de conflictos bélicos internacionales. Todas las bandas legendarias tuvieron su decir al respecto: Beatles, Zeppelin, Pink Floyd.

En Latinoamérica también se hizo lo propio en los 70 y 80, Charly García, Leon Gieco, El Tri o Maldita Vecindad por citar a algunos. En los 90 la tendencia a tocar los temas disminuyó cuando los medios de comunicación vertieron su mirada y apoyo a las bandas de rock.

Hoy día se goza de una mayor libertad de expresión y difusión artística gracias a Internet y sus derivados. Además existe una gran número de bandas independientes que no están obligadas mantener la compostura ante alguna disquera. A pesar de estas dos cosas ¿por qué las bandas insisten en evitar la temática político social en su discurso? La respuesta fue la tarea que se encargó a Sonidos Marginales en esta semana.

Estuve haciendo la pregunta, personalmente, por teléfono y redes sociales a varios colegas y amigos. Encontré que la respuesta tenía básicamente dos contestaciones por parte de los artistas: Miedo e Indiferencia

Miedo a que:

1) La música se vuelva “poco atractiva” a públicos amplios. La música de protesta se considera especial sólo para ciertos sectores de la población. Dicho sector no consume música de difusión masiva y no asiste a las tocadas por lo que no son clientes atractivos para algunos artistas.
2) El artista deje de estar de moda puesto que la música de protesta dejó de estar in hace mucho.
3) La música quede vetada en los medios radiofónico y televisivos de amplia difusión.
4) Surja represión física en contra del artista debido a difundir ideas subversivas.

Indiferencia hacia los acontecimientos recientes de violencia que se han desatado en México por las siguientes razones:

1) La música es para divertirse y debe ser una distracción de los aspectos negativos de la vida.
2) Los artistas que la producen pertenecen a sectores sociales que no se ven directamente afectados por los acontecimientos sociales. En algunos casos son aún hijos de familia que aún no tienen que resolver de forma personal sus necesidades económicas.
3) Los principales artistas célebres que influencian a las bandas actuales no son por lo general muy dados a tocar temas político sociales en su música, algunos incluso se benefician de las situaciones actuales para ser comercialmente exitosos ciertos artistas de los géneros banda o grupero. Aquí me gustaría también mencionar a Molotov quien a mi parecer se utiliza el aspecto de crítica social como estrategia de marketing.

Quisiera cerrar este texto con un concepto más. Hay música que busca un cambio de forma indirecta. El hecho de que no se hable directamente de temas sociales en la letra en donde se exhiba y/ o critique algún acontecimiento negativo del estado no significa que no busque sembrar ideas de cambio en la gente que la escucha.

Hay géneros musicales que con el hecho de buscar lenguajes musicales poco convencionales buscan precisamente que el público sepa que no hay una fórmula única de hacer y oír música.

Ésta situación no es privativa de la música, se da en diversas disciplinas de las artes. Cuando una persona rompe con convencionalismos es más sensible a desarrollar un espíritu crítico, éste es precisamente el que busca que se mire el mundo con más objetividad para que los cambios a realizar sean razonados.





Deja un comentario