Por - - 0 Comments

Sólo somos leña para la máquina. ¿Te hace sentido esa línea de los Sexy Zebras?

A lo mejor si te pones en contexto y recuerdas los requisitos de la última oferta de empleo a la que aplicaste y donde solicitaban “recién egresados”, pero con experiencia profesional mínima de 3 años te haga sentido la frase. ¿No? Quizá si sintonizas por un momento la radio o la TV y escuchas spots donde los partidos políticos señalan hasta el hartazgo que ello sí saben lo que no funciona del país y piden tu voto diciendo que son diferentes, aunque estén hundidos en un pantano de corrupción entiendas de qué va el asunto.

Sólo somos leña para la máquina, sólo sirves cuando eres joven, barato y manipulable. Pero como dice el trío madrileño en su nuevo sencillo “La Máquina”: “Cuando quieras nos bajamos de la rueda y mandamos los demonios a la hoguera”.

10jrhJ6P3uJ4oDLkuy86dCa2Rzxlk7u30jFKgMCHYYPH9mkkgnNjrWMgZwcln864XeSqA57og3JrAd9HWxmc3r33ufkfjdDfW4l7Rdpb2TxFnQuPHa7MKb3c6sHMKGQb4ztszi7oXKWLDAgQup4HCoYq=s0-d-e1-ft

Con una fórmula que combina el rock setentero con riffs sucios y letras breves pero aleccionadoras, Gabi Montes (voz principal y bajo), José Luna (guitarra y voz) y Samuel Torío (batería y coros) están de regreso con “La Máquina”, primer adelanto de un tercer disco que desde el título ya nos quiere decir algo: “Hola, somos los putos Sexy Zebras”



Rock corrosivo, letras recalcitrantes y un video incendiario en el que los Sexy Zebras se afeitan la cabeza frente a la cámara, los madrileños nos ofrecen al primera dosis de un disco con fecha de estreno para marzo de 2015 y que incluirá una extensa gira de promoción que incluye a México.

Hacen falta grupos que además de entrega, hablen claro y sin rodeos de los temas que afectan a los ciudadanos de a pie. Esperemos que el nuevo disco de estudio de los Sexy Zebras sea tan bueno como este primer sencillo. Y también que su visceral corte de cabello no sea sólo un cambio de look, sino también un radical cambio de ideas.

mail





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.