Por - - 0 Comments

En otoño de 2005, cinco jóvenes que comparten vivienda deciden reunirse a tocar por el simple gusto. Todos ellos de la BUAP, tres estudiantes de música y un estudiante de teatro. La dotación es ligeramente extraña para un ensamble musical: violín, violonchelo, bajo y guitarra acústica.

En aquel tiempo ellos vivían en el centro histórico de Puebla en la 8 oriente, frente a la Escuela de Música de la BUAP, en una casona antigua. Muy al estilo de las que hay en el centro de la Ciudad de México. Imagínenla sacada de un relato de Carlos Fuentes: pintura vieja cayéndose a cachos, lúgubres pasillos, con una mezcla de olores a comida frita, humedad y caca de gato. A lo lejos se escuchan conversaciones de los inquilinos, ruido de los autos que pasan enfrente y por supuesto el sonido de Caca de Gato, el nombre de ésta agrupación.

No son una banda de Rock ni tampoco un cuarteto de música de academia, si se quisiera compararlos con grupos similares habría que buscar por el lado de la música folklórica. Desde la música gitana de los Balcanes como Taraf de Haidouks, música celta, polkas, cantos mongoles –parecidos a los de los monjes tibetanos- además de toques de Son Jarocho, e incluso Rock o Blues.

Daniel Cruz, violinista del grupo, reconoce tener fuertes influencias de la música gitana y oriental. Lo que le gusta mucho del concepto gitano es que reúne características de todo el mundo. Comenta también que su guitarrista Adrián, utiliza acompañamientos con una armonía jazzística enriqueciendo la musicalidad en su estilo, aún cuando ésta no siempre lleva una coherencia tonal.

El joven violinista acepta que su propuesta musical fue producto de un feliz accidente a causa de los gustos musicales de cada elemento. Evidentemente no manejan un género que sea fácil de asimilar por un público masivo, Dani me dice que muchas veces han tenido mejor aceptación por públicos extranjeros que nacionales. Se presentan directamente en casas de cultura y foros universitarios de Chiapas, Oaxaca o la Ciudad de México.

A lo largo de sus años de carrera han probado distintos repertorios y según observan la respuesta del público es como van interpretando los temas. Ante un público con expectativas a música popular hacen algo de son jarocho, o música latinoamericana por otro lado con públicos más receptivos tocan sus propias composiciones, las cuales están llenas de improvisación por lo que una misma canción puede variar dependiendo de las circunstancias.

Daniel habló también sobre la controversia que ha causado su nombre Caca de Gato, ha habido personas que les solicitan cambiar de nombre para imprimirlo en los folletos de festivales culturales o su propia familia y amigos a quienes les recalcan en todo momento que el hecho de llevar la palabra Caca en su nombre no implica que su trabajo sea una mierda.

Ellos saben que no es fácil abrirse camino dentro de estos géneros musicales, sin embargo están conscientes que hay público para todo y en la ciudad de Puebla son únicos en su género por lo que tienen mucha tierra donde sembrar.

Datos Generales:
Facebook: Caca de Gato http://es-es.facebook.com/pages/Caca-de-Gato/207543552594287
Myspace: http://www.myspace.com/cacadegato

Miembros:
Daniel Cruz Guillén: Violín
Ricardo Antonio Gómez Rosas: Cello
Adrián Romero Martínez: Guitarra
Rigoberto Frausto Cornish: Bajo





Deja un comentario