Por - - 0 Comments

Desde hace varios años, en el ámbito musical se ha argumentado que algunos ejecutantes cuya mano dominante es la izquierda, tienen una desventaja técnica de ejecución con respecto a aquellos cuya mano dominante es la derecha. Debido a esto, un cierto número de ejecutantes zurdos han optado por invertir la posición del instrumento. Hay una gama de instrumentos musicales, principalmente guitarras y bajos, especialmente fabricados para ser tocados de manera inversa.

Hay todo un historial de guitarristas zurdos, todos ellos grandes músicos: Albert King, Paul McCartney, Kurt Cobain, Jimmy Hendrix. Aunque también hay otros tantos cuya mano dominante es la izquierda y decidieron tomar el instrumento de manera estándar, como Mark Knofler o Paul Simon.

img_3177

Hay también aspectos sociales a considerar. Hay un argumento popular que considera que se le discrimina a la población zurda por ser minoría.
Mi experiencia propia como profesor de música y como bajista que tiene cierta capacidad para tocar el instrumento en posición de espejo, me han llevado a considerar el siguiente argumento:

“No hay una relación directa entre la posición en la que se tome el instrumento y la mano dominante del ejecutante”. Para sostenerlo he estado leyendo sobre estudios que se han hecho a ese respecto y me encontré con uno basado en datos estadísticos realizado por Reihnhard Kopiez y sus colegas en Alemania en la University of Music, Drama and Media en Hannover. Sus características fueron las siguientes:

• Su población de estudio fue de 47 individuos de edades de 17 a 40 años 21 de ellos eran diestros y 26 eran zurdos. En promedio, los sujetos llevaban entre 6000 y 7000 horas promedio de práctica de su instrumento. Podríamos hablar de aproximadamente 10 años tocando el instrumento. Todos ellos tocando en posición estándar.

• Los sujetos de prueba fueron ejecutantes de cuerda y pianistas.

• Se les aplicó una primera prueba que consistió en un ejercicio físico para medir su nivel de destreza en tareas especiales en ambas manos. Se ha demostrado que la dominancia en una mano es relativa. No hay individuos es totalmente zurdos ni totalmente derechos.

• Se les aplicaron dos encuestas en las cuales el sujeto expresaba su nivel de confort al momento de tocar.

• Luego de analizar los resultados que obtuvieron en el estudio, se halló una relación negativa entre ser zurdo y el desempeño en el instrumento.
Kopiez y sus colegas sostienen que la mano dominante del individuo no guarda una relación directa sobre el cambio de posición en la ejecución de un instrumento de cuerda, ya que ambas manos juegan papeles igualmente preponderantes y se ha visto que algunos músicos pueden desarrollar amplias capacidades de ejecución en el instrumento independiente cuál sea su mano dominante en otras actividades.

gtlmain

Existen también argumentos de un profesor de música canadiense, Michael Murray quien en su larga experiencia reporta que no observa ningún beneficio ni tampoco desventaja técnica en que un estudiante zurdo toque con la guitarra invertida o un estudiante diestro con la guitarra en posición convencional. Sin embargo, también remarca el hecho de que no ha realizado estudios estadísticos formales para sustentar su argumento.

Por otro lado, se ha visto a lo largo de los años que un amplio número de músicos zurdos han aprendido a tocar en la posición estándar teniendo tanta o mejor capacidad que músicos diestros. Generalmente un instrumento de cuerda exige igual destreza motriz en ambas manos por lo que la posición del instrumento no debe ser un factor relevante para su ejecución.

Hay un último elemento de investigación a nivel global que tanto Kopiez como otros autores remarcan. Esto es, la plasticidad del cerebro. Algunos investigadores afirman que el cerebro posee una gran capacidad de adaptación para ejecutar diferentes tareas psicomotrices. Ésto es el resultado de modificaciones físicas en la morfología del cerebro debido al nacimiento de nuevas conexiones neuronales.

En un momento dado tampoco sería correcto prohibir a los estudiantes de instrumento el invertir la posición de su instrumento. El escenario ideal sería que el alumno que empieza a sumergirse en el mundo de la guitarra o el bajo pudiera probar ambas posiciones y determinar en cuál se siente más cómodo. Independientemente de cuál sea su mano dominante

En la práctica, debido a la escasos que son los instrumentos para zurdo, se invita al alumno a probar tocar de la manera estándar y solamente si significara un impedimento considerable se le pide probar invertir el instrumento.





Deja un comentario