Por - - 0 Comments


“No intentaba hacer algo controvertido. La idea era hacer un vídeo realmente violento que encajara con la música. Fue filmado en una forma realista. Mucha gente pensó que era verdad”, esa es la explicación que da Romain Gavras cada vez que presenta un vídeo musical, pero es inevitable hacer preguntas cuando el mundo se ve trastocado con sus imágenes, algunos dicen que glorifica la violencia, otros que incita a levantarse en armas y unos cuantos hasta lo acusan de racista.

Definitivamente nadie se siente cómodo con sus proyecciones del mundo, tal vez por esa razón M.I.A no dudó en dejar la canción Born Free en sus manos y le permitió convertir el primer sencillo de su tercera producción en un vídeo que ha recorrido la red con la limitante (y siempre atrayente) etiqueta NSFW.

Los casi 10 minutos del clip han escandalizado por su contenido gráfico de sexo (muy poco la verdad) y violencia (hemos visto peores cosas en los noticieros mexicanos), sin embargo las imágenes de los jóvenes pelirrojos (una idea de fuego inocente o comunismo, todavía no alcanzo a atraparla del todo) no está muy lejana de A Orange Clockwork y el segmento de Run Like Hell de The Wall, videos que puedes ver sin problema en YouTube a diferencia del ahora censurado Born Free. Sin embargo hay que aclarar algo, más allá del nuevo vídeo de M.I.A y el inalterable activismo político de la cantante, se trata de la nueva obra de Romain Gavras y una pieza de arte del colectivo Kourtrajme, que tienen una clara linea de acción: más violencia, más estigmatización.

Durante los últimos años el talentoso hijo del director Costa Gavras ha hecho nombre por sí mismo, primero en el semillero de cineastas y artistas en Francia y después por llevar sus teorías del shock hasta los vídeos de Simian Mobile Disco, The Last Shadow Puppets y los miembros de la familia Ed Banger, DJ Mehdi y Justice – él ha dejado un rastro de perplejidad, movimiento, asombro y disgusto a su paso.



Como coofundador de Kourtrajmé, colectivo de arte y cine que cuenta como 136 miembros que incorporan las sensibilidades del hip-hop y el graffiti en estilizados vídeos y documentales de conciencia social, Romain Gavras concretó sus ideas de que con una sola cámara y un grupo de amigos sumamente motivados se pueden hacer cosas muy interesantes. Pero no se dejen engañar, no se trata de un culto al DIY y al combativo espíritu indie, Kourtrajmé es un proyecto con extrema fijación en la provocación.

Sus vídeos no son sobre la música, porque las canciones de The Last Shadow Puppets claramente nos remiten a otra cosa, pero encajan con una visión de soledad agresiva, paisajes brutales y caras contorsionadas, Born Free muestra un poco de eso, pero para entender mejor la estética de Romain Gavras es mejor ver sus trabajos para Justice, primero el vídeo de Stress y luego el documental A Cross The Universe, que no sólo están llenos de controversia, sino que se apropian de mensajes cinemáticos, toman la apariencia de falsos documentales de un History Channel alterno y en ocasiones hasta parecen fragmentos de CNN, sobre todo en ese momento en que Stress presenta a una pandilla enfundada en chamarras de piel que recorre las calles de París, arrancando bolsos, vandalizando carros, destruyendo las cámaras de los turistas y atacando a inocentes transeúntes, con un equipo de filmación capturando las expresiones de múltiples testigos. Las acciones parecen reales, o al menos, incómodamente cercanas a la realidad.

Y la controversia visual ha iniciado. Algo es cierto, tendrás que acostumbrarte al nombre de Romain Gavras. Por lo que vemos no piensa apartarse de nuestro camino.

mail





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.