Por - - 0 Comments

Es probable que de éste lado del mundo su programa no haya sido escuchado (antes no existía Internet, ¿recuerdan?), pero si escuchamos la relevancia y resonancia de su gusto musical no sólo a través de las Peel Sessions, también en la cantidad de bandas que él promovió desde su espacio y que con oído de curador resultaron ser grupos que cambiaron de una forma u otra la perspectiva de la música.

El pasado 25 de octubre fue el séptimo aniversario luctuoso de John Peel, un DJ, locutor, productor y periodista que sabía muy bien que quería escrito en su epitafio: «Teenage dreams, so hard to beat», la frase de la canción de The Undertones que se volvió un referente de su programa y su espíritu ansioso por música nueva.

La música era su obsesión, cuando murió el 25 de octubre de 2004 su colección privada era algo legendario, pero los montones de vinilos y CDs no causaron tanta curiosidad como la caja de madera que encontró su familia con 143 sencillos de 7 pulgadas.

Se trataba de sus canciones favoritas y los secretos de la banda sonora de su vida que, a la vista de su familia y conocidos, no parecía tener ningún sentido. El hallazgo propició la realización del documental John Peel’s Record Box, un tributo presentado a un año de su muerte que muestra su relación con la música y retrata su vida a través de sonidos y el espíritu que saltaba entre canciones que lo obsesionaban.

En sólo una hora no se logra recorrer toda la lista, pero con eso inicia otra obsesión, la búsqueda de esas canciones. ¡Disfrútenlo!





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.