Por - - 0 Comments

Las grandes catástrofes suelen ser parteaguas que ponen a prueba la respuesta de los gobiernos y la población civil alrededor del mundo. La memoria histórica, suele construirse a partir del aprendizaje y las expresiones culturales que surgen a partir de las pérdidas humanas y las secuelas psicológicas que afectan a los supervivientes. Sin embargo, en países como México, el sesgo oficialista al que históricamente se han sometido a eventos como el sismo de 1985 ha ocasionado que el tema no se aborde con la severidad que amerita.

 

7_19-695458593-large

 

A 31 años del sismo del 19 de septiembre de 1985, en el que murieron más de 10 mil personas, se estrena en las salas de cine de todo el país la película 7:19 del cineasta mexicano Jorge Michel Grau. La cinta narra la historia de dos hombres, interpretados por Demián Bichir y Héctor Bonilla, quienes se encuentran en la recepción del edificio donde trabajan a las 7:19 de la mañana, la hora en que inició el sismo de 8.1 grados richter que derrumbó docenas de edificios en el primer cuadro de la ciudad. Ambos personajes quedan sepultados bajo los escombros, estableciendo un diálogo desgarrador y con una carga de terror psicológico perturbador.

7:19 cuenta con un guión del destacado escritor mexicano Alberto Chimal, firmado en coautoría con el director Jorge Michel Grau. En su primera incursión en el mundo cinematográfico, Chimal comparte sus impresiones sobre la catástrofe que marcó a más de una generación de mexicanos.

 

12711226_993706047342224_7056360023506731471_o

 

¿Cómo surgió la invitación para escribir el guión de la película 7:19?

Aunque tenía cierta experiencia, escribiendo guiones para televisión educativa, que por supuesto es algo totalmente distinto, esta viene a ser mi primera experiencia como guionista en un largometraje y llegó a mi por invitación personal del director Jorge Michel Grau.

Resulta que por amigos comunes, Jorge se enteró de mi trabajo, nos encontramos y a partir de esas reuniones fue saliendo el proyecto. Hicimos una serie de aproximaciones sobre lo qué él quería ver en pantalla y la historia qué yo podría proponerle, así se redactó la primera versión del guión que le entregué. Como siempre pasa en el mundo del cine, el guión fue cambiando un poco conforme avanza la película.

 

hotel-regis-sismo

 

¿Cuál consideras que fue tu principal aporte a la película?

La parte donde más claramente está mi mano no tiene que ver con la realización de la película, sino en la estructura de la historia. A mi me tocó crear a los personajes, darles su historia, sus antecedentes y también introducir algunos de los conflictos que pueden ocurrir en una situación tan angustiosa como la de un grupo de personas que se quedan atrapados bajo los escombros de un edificio. Incluso en una situación tan terrible, puede haber conflicto, enfrentamiento y lucha. Estos personajes se enfrentan a una situación límite en la que quedan al desnudo y sacan partes muy profundas de su propia naturaleza humana, que probablemente no mostrarían en otra circunstancia.

fotograma-de-la-pelicula-7-19-especial-destacado

¿Pudiste ver la película antes de su estreno? ¿Qué te pareció?

Vi un primer corte, pero como siempre ocurre, se hacen varias versiones de la película antes de la versión definitiva. Desde luego que hay cierta cuestiones que me sobrepasan como guionista, pero a mi me interesaba mucho mostrar de alguna manera el dolor físico y psicológico de los personajes.

¿La idea fue crear una atmósfera de terror psicológico?

A Jorge Grau se le conoce mucho, sobre todo por sus películas de horror, pero lo que él quería en esta película era transmitir una experiencia muy visceral de un hecho real. No quería que fuera un tratamiento documental, ni frío, sino un hecho en el que el espectador de verdad se sintiera ahí. Creo que al final, eso sí se logró.

 

 

¿Por qué no se ha abordado de manera más extensa el tema de la catástrofe de 1985?

Por una parte creo que tiene que ver con la censura gubernamental en los primeros años después del terremoto. No solamente tuvo que ver con la censura en el género de las artes, sino también de las noticias y la distancia tan enorme entre la percepción del gobierno de lo que estaba pasando y lo que en realidad estaba ocurriendo en las calles.

terremoto

Se dice que a partir de la experiencia del sismo de 1985, quedó de manifiesto que la reacción del pueblo superó por mucho a la del gobierno. ¿Cómo recuerdas ese momento histórico?

Quienes vivimos aquella época recordamos lo terriblemente insensible de la reacción del gobierno federal al decir que no necesitabamos ayuda, que todo estaba bien, mientras la ciudad estaba hecha pedazos y los muertos ni siquiera de acababan de contar.

Ahí se vio esa enorme distancia entre la realidad y la percepción de la realidad por parte de un gobierno que siempre ha querido controlar lo real por medio de un discurso oficial, eso ha seguido incluso en los regimenes de trancisión más recientes.

México es un país al que oficialmente, le cuesta mucho mirar hacia atrás. Todos los esfuerzos de recuperación histórica acaban siendo contraculturales y tienen su origen en los márgenes, en este caso en el cine de horror.

terr-11024-711x401

 

¿Dónde se pueden ver más claramente ese tipo de expresiones contraculturales que mencionas?

Un ejemplo de esto es el de Francisco Haghenbeck, la primera persona mexicana y quizá la única que ha creado un personaje de comic para el universo de Supermán, específicamente sobre el tema del terremoto de México en 985.

La trama, que se publicó a mediados de los noventas tenía que ver con un viaje que hace Superman a México en donde conoce a varios super héroes locales, entre ellos a El Muerto, quien en realidad es una victima del sismo de 1985, al que le cae encima un edificio, pero que por estar dentro de una zona mística, queda habilitado por la energía de las almas de los miles de muertos del sismo que le otorgan sus poderes. Es un precedente que me gusta mucho mencionar porque deja muy claro que es desde los márgenes donde surgen esta clase de reconocimientos y la recuperación histórica de la realidad.

225px-acratadcu0

 

¿Cuáles fueron tus referencias al escribir el guión de esta película?

Yo estaba pensando en esas películas de cámara en las que lo que más cuenta es la interacción entre los actores y en las que hay grandes ejemplos de personajes metidos en situaciones límite. Desde “Zero kelvin”, una película de exploradores atrapados en el polo, que se hacen pedazos rodeados de la vastísima soledad de un entorno congelado.

zero_kelvin_karlekens_fryspunkt_95

Hasta “Alien”, de Ridley Scott, que aunque está etiquetada como una película de horror, el monstruo aparece muy pocos minutos y el resto de la trama es la tensión entre los personajes.

aliengatojones

La idea de la la fricción entre los personajes era muy importante para mi. Describir cómo la reducción y el confinamiento comienza a enfrentar a los personajes. Hay una obra de teatro de cámara que se llama “A puerta cerrada” de Jean Paul Sartré, en la que uno de los tres personajes en escena menciona que: “El infierno son los otros”. se refiere al planteamiento de la obra, en la que aparecen tres personajes, encerrados para toda la eternidad en una misma habitación, porque: “eso es el infierno”.

terr-11024-711x401

 

¿Cuál crees que es la idea principal que sintetiza la trama de 7:19?

La parte central del horror es la imposibilidad de escapar. Pero no sólo escapar de una situación espantosa, el personaje de Demián Bichir está oprimido por una losa enorme de concreto de la que no se puede liberar. Pero no sólo es eso, es que al estar atrapado con otras personas, tampoco puede escapar de lo que las otras personas le pueden rebelar acerca de si mismo, de lo que implica el descubrimiento del pasado y de sus propios crímenes.

Al escribir este guión me acordaba mucho de una cita de un autor francés olvidado del siglo XVII que aparece en “El manuscrito hallado en una botella”, un cuento de Edgar Allan Poe que me gusta mucho y que dice: “Aquel a quien sólo le queda un segundo de vida, ya no tiene nada que ocultar”. Ese pudo haber sido el epígrafe perfecto de la película 7:19.





Deja un comentario