Por - - 0 Comments


La espera está por terminar, al menos oficialmente. «I Know What Love Isn’t», último disco de Jens Lekman,está por salir el próximo tres de septiembre pero desde unas semanas puede conseguirse a través de la magia de los archivos compartidos. Aprovechando esa situación me dispongo a ofrecer una breve reseña.

Este disco tiene 5 años de diferencia con su antecesor y puede notarse en las melodías, los arreglos, el uso de post producción y hasta la propia apariencia de Lekman. Parece inevitable admitir que no se trata de una continuación, sin importar la admiración o el afecto que existen por «Night Falls Over Kortedala» de 2007. «I Know What Love Isn’t» es un disco más serio, en letras y melodías: la disonancia es más probable y todo está más calculado.

Las piezas de este álbum no aparecen de pronto para hacerte reír o conmoverte; después de escucharlas una vez ya sabes que lo intentaran. Lo placentero es que aún sin la insolencia logran su cometido. ‘The World Moves On» o la misma «I Know What Love Isn’t» conservan un ritmo más acelerado que de pronto pierde predominancia para mostrar la voz de Lekman o el arreglo de cuerdas. Un ritmo de baile con voces y letras de balada es la estrategia que manos de este cantautor sueco resulta apabullante.


Hay que decir que este parece un disco pensado con un humor en mente. Conforme van avanzando las canciones ves como el álbum esta poniéndose de mejor humor, a pesar de los temas; cada vez encara la problemática con una disposición más entregada a las melodía lúdicas. Pasamos de la instrumentación mínima de «Every Little Hair Know Your Name», con su piano descorazonador y su añoranza para entrar en la balada romántica «Erica America», que nos es presentada por un solo de guitarra acústica. La intensidad va aumentando hasta que llegamos a la ya conocida «The End Of The World Is Bigger Than Love».

El final baja la intensidad hasta el fondo con una interpretación muy personal de la canción que abre el álbum. Este es otro disco para descorazonados que se despide de sus escuchas, o pacientes si se quiere, pues es prácticamente un viaje terapéutico.





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.