Por - - 0 Comments

Tal y como lo profetizamos en nuestras redes sociales, la presentación del nuevo disco de los Rebel Cats fue épica. Tras el show que Lalobilly , Vince Monster y el legendario Vincent Van Rock ofrecieron la noche del sábado en el club Imperial, los asistentes entendimos que el título de su material “Diversión” le hace honor a lo que la banda ofrece en cada concierto.

“Diversión” es un disco de Rockabilly impecablemente producido, con canciones redondas y grandes aciertos en producción. Sin embargo, los temas de la nueva placa adquieren una nueva dimensión cuando los capitalinos las interpretan en directo. Ante un club Imperial totalmente lleno, los Rebel Cats ofrecieron un show que puso a bailar a los asistentes gracias a un set plagado de canciones del nuevo disco reforzado con temas clásicos del grupo.

Los Rebel Cats son una muestra de que para encender a un público no es necesario llenar el escenario de instrumentos, consolas y pedales de efectos de guitarra. Basta un repertorio de canciones ingeniosas, mucho profesionalismo y un guitarrista talentoso como Vincent Van Rock para poner de cabeza a la audiencia.

Temas como “Anclado a ti”, “Me quiero emborrachar” y “Gato Casanova” calentaron los animos de un público que poco a poco se entregó al baile. Cuando los sencillos “Diversión” y “Gato Rebelde” fueron ejecutados, el baile se generalizó en todo el recinto y las palmas y gritos se sometieron a la caprichos y bromas del genial Vince Monster.

Y es que Vince es un prodigioso líder escénico. Cada una de sus vocalizaciones, de sus movimientos y sus expresiones corporales  es un homenaje a íconos de la música norteamericana como Elvis Presley, Buddy Holy y Johnny Cash, a quienes los Rebel Cats rindieron tributo durante su show con algunos cOvers.

No es una exageración afirmar que los shows de los Rebel Cats se han convertido en verdaderos rituales musicales. Basta ver las divertidas formas en que Lalobilly interpreta el contrabajo, trepando en el, tocándolo de espaldas o arrastrándolo sobre el escenario para entender que lo convencional no es una palabra afín en el diccionario felino.

Y es que tal y como ocurría en los años cincuenta, el show de los Rebel Cats va subiendo su intensidad conforme aparecen canciones clásicas como “Chica Rockabilly”. A medida que se acerca el final del show, y el público se ha despojado de inhibiciones, Vince y Lalobilly hacen lo propio con las prendas, de manera que terminan el concierto presumiendo los magníficos tatuajes old school que adornan su cuerpo.

Como todo gran grupo de rock, el show de los Rebel Cats termina con un momento de brillo de cada uno de los músicos. Lalobilly interpreta su solo de Contrabajo con gran ingenio, tocando el instrumento de forma lúdica y dándose tiempo para bajar al escenario y bailar Rock & Roll con una atractiva chica.

Por su parte, Vince demuestra como se puede manejar a un público con economía de recursos. Valiéndose sólo de sus baquetas, interpreta un solo de percusiones sobre las tarolas, los platillos, los pedestales de los micrófonos y finalmente, sobre al contrabajo de Lalo, que usa como otro instrumento de percusión.

Al final, el momento estelar de la noche llega con el solo de guitarra del genial Vincent Van Rock. El maestro sorprende a los asistentes con una iluminación en el instrumento que atrae las miradas hacia los movimientos de sus dedos sobre la guitarra. Los aplausos no se hacen esperar cuando Van Rock usa el pedestal del micrófono como slide y cuando toca la guitarra con los dientes y con el zapato.

Sin darse cuenta, el grupo se ha extendido más de la cuenta y el personal técnico de El Imperial decide que no hay tiempo para un encoré. De tal suerte que la presentaci´øn del disco “Diversión” termina justo cuando el público se encontraban más entregado.

Aunque la gente se queda con ganas de más, nadie se va a casa insatisfecho. Los Rebel Cats ofrecieron un show colmado de energía, talento musical y lo que promete el título de su nuevo disco: mucha diversión. La conclusión al final de la noche es simple: Sin lugar a dudas, los Rebel Cats es una banda que todo México debe ver en directo.





Deja un comentario