Por - - 1 Comment

 

En su libro “El Arte de pedir”, la cantautora norteamericana Amanda Palmer relata cómo pasó de ser una artista callejera que se ganaba la vida actuando como estatua humana en la calle, a convertiste en una de las figuras musicales más importantes de la escena independiente gracias al Crowdfounding. En aquella entrega, Palmer destaca las diferencias entre pedir y dejar que la gente pague por la música en proyectos de auto gestión.

The_Art_Of_Asking_Book_Cover

 

Aunque el contexto parece muy alentador, en la práctica – al menos en el contexto mexicano- no lo es tanto. Una de las cantautoras mexicanas que conoce bien esta vertiente es Cynthia Distorsión. A lo largo de su trayectoria en la escena independiente, Cynthia ha desarrollado varios proyectos que no se limitan a la música, pero que siempre ha concretado bajo la bandera independiente.

Platicamos con Cynthia para conocer un poco más de la persona real tras el personaje de Cynthia Distorsión apenas unos días después del término de una desgastante campaña de recaudación de fondos de En Resistencia, su primer proyecto musical de larga duración.

10647222_838506576208484_8441958894063349206_n

¿A qué edad comenzaste a tocar?

Aprendí a tocar a los 12, pero comencé a componer a los 17. Mis inicios en la música fue en un grupo de punk de chicas de 17 y 18 años. Para mi siempre ha sido fácil llegar y pararme en un escenario porque desde chiquita he cantado gracias a la influencia de mis tías, aunque meramente temas comerciales. Ahí me di cuenta que tenía talento.

 

999010_551674978224980_940362603_n

¿De dónde te viene la vertiente musical?

La verdad es que no lo sé, en mi casa todos son administradores y comerciantes, nada que ver con lo que yo haga. Pero tenía una tía que siempre me llevaba a bailar y a cantar. Así que cuando entré a un coro me di cuenta que no lo hacía mal, así que a los 12 años que comencé a tocar, me regalaron una guitarra.

A los 14 años me fui a vivir un tiempo a McAllen, Texas donde me adoptó por varios meses la familia de Ramón Ayala. En esos tiempos absorbí mucha música Texana y Country del sur de los Estados Unidos. Conviví mucho con el baterista José Luis Ayala quien me introdujo a la música de Keith Urban, Willie Nelson y Johnny Cash.

A los 15 años pedí una guitarra eléctrica y a los 16 ya comencé formalmente la banda con mis amigas, el proyecto se llamaba “Intento fallido”, no sé por qué pero ese era el nombre. Esa época estuvo padre, viajamos mucho, nos fuimos a Monterrey, a León a Saltillo, a Cancún, en fin, en cinco años se hicieron muchas cosas, se grabaron dos EP´S y fue una época muy padre, porque no teníamos compromisos.

Yo salí de esa banda por el tema de la escuela, porque inicié una carrera de ingeniería en audio y de locución. Además yo tenía la intención de hacer las cosas de forma más profesional. Después vino una etapa muy bonita en otra banda de chicas llamada las Black Violets.

¿Cómo fue tu experiencia con Black Violets?

Con las Black Violets comencé a hacer las cosas de manera distinta, ensayaba mucho más, teníamos shows mejor estructurados y en general una calidad de producción mucho más profesional. Todo ese trabajo nos llevó a tener muchas presentaciones importantes al lado de artistas destacados.

Al final de todo eso te quedas con la experiencia de convivir con gente, conocer a los profesionales de la música y tender muchísimas redes y contactos de colaboración

¿Cuando iniciaste tu carrera en solitario?

A finales del 2011 inicié a componer canciones y en mayo del 2012 me di a conocer oficialmente con el tema del sencillo El Tren y su video. Mucha gente se sacó de onda por el tema de verme con el look de sombrero texano y la imagen que actualmente manejo después de 5 años con las Black Violets.

Tienes un primer EP con muchos estilos musicales. Para ti, ¿cuál es el sonido que impera en Contracaida?

El disco de Contracaida que se caracteriza por una mezcla entre Hard Rock, Country, Rock y Blues. Creo que esa mezcla musical que se escucha en mi primer disco sintetiza mis intereses musicales y la música que me gusta.

1507577_669004946491982_1028541429_n

¿Te ha costado trabajo hacerte de un lugar en la música por el hecho de ser mujer?

Afortunadamente no he tenido ese problema. La verdad es que ya con el tiempo ese tipo de comentarios se te resbalan. Sobre el escenario lo que vale es si eres bueno o malo, allá arriba no pienso si soy hombre o soy mujer, me considero un músico preocupado porque todo salga bien. Obviamente me gusta ser femenina y hasta coqueta sobre el escenario, a lo mejor el haberme iniciado en este medio con más chicas que tenían la misma mentalidad que yo me ayudó a darle poca importancia a ese tipo de etiquetas y percepciones poco objetivas.

 

11205080_904460096279798_3354265536064817002_n

 

propósito de tu imagen, a mucha gente le llama la atención de tu look, particularmente de tus tatuajes y la historia que hay detrás de ellos…

Si, todos mis tatuajes tienen una historia y muchas de ellas aparecen en mis canciones. La verdad es que sí existe ese morbo de conocer la historia que hay detrás de cada diseño. Mi primer tatuaje es el de un micrófono con unas rosas, que dice “for music” y con unas notas musicales que corresponden a una canción de Cerati. El tatuaje me lo hice después de verlo en un concierto de Gustavo en 2009, la verdad es que es muy interesante porque un año después falleció. Tiene mucho que ver con mi vida personal, porque el micrófono, además de la música también tiene que ver con mi faceta como locutora.

El más reciente es el de una llave, que tiene que ver con el proyecto del nuevo disco En Resistencia y con mis historias personales, ya que en dos ocasiones le regalé a dos ex novios que tuve una llave representando la llave de mi corazón y las dos veces me la regresaron. La verdad es que decidí tatuármela como una forma de decir que no necesito que alguien me cuide y que yo me quiero a mi misma, es una historia muy personal.

10347793_751939878198488_3735891081196958849_n

Regresando al tema del disco, en esta época en que todo se difunde en iTune y Spotify… ¿No está sobrevalorado el formato físico?

Para mi no, porque la gente me lo pide, siempre me preguntan ¿Dónde puedo comprar el disco? Y la verdad es que ya no tengo copias físicas del primer EP. Para mi es muy valioso por todo lo que envuelve el disco como el diseño, las fotografías, la grabación y la remasterización. El ver todo ese trabajo reflejado en un disco que puedo ver, sentir y reproducirlo en mi casa y en mi coche me hace seguir adelante.

10429441_828019977231456_5908192920772377689_n

¿Qué tipo de música escuchas regularmente?

Me gusta analizar todo tipo de música, además de los géneros que te mencioné anteriormente, debo confesar que entre otras cosas me gusta escuchar mucho los hits, no compro los discos ni trato de replicarlos, pero me gusta saber cuáles son las cosas que funcionan y que le gustan a la gente. Porque tengo bien claro que algún día y dentro de mi estilo y perspectiva quiero hacer una canción exitosa, me gusta aprender y entender lo que le gusta a la gente.

¿Cuál fue tu experiencia en Fondeadora?

La verdad es que me sentí muy mal, porque a mitad del proceso no llevaba ni la mitad de la recaudación meta y la verdad hice muchas, muchas cosas. La verdad es que fue muy sorprendente porque la gente que yo esperaba que respondiera como mi gente, mi familia y mis amigos no lo hizo y a la hora de la verdad nos apoyó otra gente que no esperaba.

La verdad es que la gente ya daba por sentado que alcanzaríamos la meta y no nos apoyó. Pero la verdad es que en ningún momento me desilusioné, el proyecto se llamó “camino de trabajo” y justamente fue eso. La verdad es que los recursos están estancados, porque esos recursos que yo solicitaba eran para ponerlos en circulación al contratar fotógrafos, ingenieros y diseñadores y pagarles su trabajo al precio que debe ser.

Si soy sincera, no me quedo con un mal sabor de boca, porque creo que en México, la gente todavía no está preparada para participar en este tipos e plataformas de financiamiento. Yo me quedo tranquila porque no paramos, hicimos muchas acciones sorteando tatuajes, vestuarios y demás, en fin muchas iniciativas en las que gente talentosa nos apoyo aportando algo más que dinero. Al final la intención personal que quería hacer, que era dar trabajo si se logró.

Fondeadora no me trajo dinero, pero me trajo muchos contactos, entre ellos un acuerdo con la disquera italiana Boulevard Showdown por un año, que nos apoyó con la producción del video y los honorarios de la pasterización que se hará en un estudio profesional de Carolina del Norte.

 

11018363_10202758884692176_6565460696071397867_n

¿Sigues creyendo en la gente como un recurso tangible para capitalizar proyectos artísticos como el tuyo?

No. Definitivamente no, creo que no puedes depender del público porque es sumamente impredecible.
Yo misma no participo muy a menudo en este tipo de plataformas ni compro tantos discos. Pero soy optimista, creo que empujando estas iniciativas y este disco entre la gente que este más familiarizada con estas dinámicas, pueden ser viables este tipo de plataformas como opciones adicionales de financiamiento.

11391763_922870741105400_7833289841683303735_n

¿Cuando y cómo se llevará a cabo la presentación del disco En Resistencia?

La verdad es que yo quería hacer la presentación en un lugar profesional y grande y además de que fuera gratis. La presentación del disco se llevará a cabo el 4 de julio en el R&R Live con alguna dinámica que está por definirse. La verdad es que es el final de un camino muy largo, de mucho trabajo y que me ha costado muchísimo trabajo, a diferencia del primer trabajo que fue mucho más sencillo.

¿Y cuáles son tus planes a largo plazo?

Si me preguntas una meta a largo plazo, quiero hacer un disco cada año, durante los próximos 10 años. Si algo me caracteriza es seguir enr existencia, por más duro y difícil que sea el camino, la verdad es que me encanta tener la oportunidad de ser Cynthia Distorsión y disfrutar y sacarle provecho a cada momento.





1 Comment to Entrevista: Cynthia Distorsión: En Resistencia, el duro camino de la autogestión

Deja un comentario